Daniel López: “A mí siempre me ha gustado dibujar, lo necesito como el respirar”

“A mí siempre me ha gustado dibujar, lo necesito como el respirar”

58 views

El passat 27 de febrer, aprofitant la celebració del festival Animac a Lleida, vam tenir l’oportunitat de entrevistar a Daniel López Muñoz, creador de personatges per a pel·lícules com Up, Soul  i molts altres títols d’animació. En l’entrevista prèvia a la conferència parla de la seva experiència a Pixar i del procés de creació d’una pel·lícula entre altres temes.

En primer lugar, nos gustaría saber qué ha estudiado y dónde lo ha hecho.

La carrera que yo estudié fue cine con concentración en animación. Cuando yo empecé los estudios había universidades que se dedicaban exclusivamente a la animación, pero yo venía de Colombia y no tenía ni idea de que universidades eran las mejores en Estados Unidos.

Yo crecí en el sur, Córdoba, y me “picó la abeja del dibujo”, crecí viendo las películas de Isao Takahata y Hayao Miyazaki y siempre me apasionó desde que era un niño de ocho años. Entonces yo quería estudiar cine de animación, pero donde yo estaba no existía esa carrera así que estudié en Chicago, escribí a muchas universidades de Estados Unidos tratando de encontrar el programa perfecto y me gustó el que tenían allí, pero no ofrecían el diploma en Animación sino en Cine. Entonces estudié Cine, lo cual fue mucho mejor porque así me armé de todo lo que es la historia del cine y cómo trabajar una cámara, editar sonido… pero mi formación como dibujante y animador fue sobre la marcha, mientras trabajaba con distintas compañías.

¿En qué trabajos le hemos podido ver a usted?

Mi primer largometraje de animación fue una película para Blue Sky Studios que se llamaba Robots y de Robots fue a Ice Age la segunda parte, y de ahí seguí y fui a trabajar a Pixar, donde llevo trabajando casi 15 años, en Up, Brave, en un corto llamado La luna, Luca, Finding Dory, Los increíbles 2 y Soul, la cual acabamos de estrenar en diciembre.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Quizá cuando se me olvida que es un trabajo, cuando estás metido en eso como artista, estás haciendo personajes o pintando color script o cualquier cosa que te inspire, cuando pierdes la noción del tiempo. Pero en sí, la parte más interesante para mí es la investigación, cuando estás tratando de aprender mucho de un tema. Por ejemplo, en el caso de Soul, fue aprender sobre el jazz; en Brave lo que es la cultura escocesa de la época medieval etc. Y, obviamente, dibujar me llena de placer.

¿Tiene algún referente o fuente de inspiración a la hora de trabajar?

Sí, vaya, depende del proyecto. A pesar de estar metido en animación más de 20 años siempre necesitas una fuente de inspiración para poder seguir. Me inspira mucho el trabajo que hacen mis compañeros, siempre se tiende a juzgar mucho lo que hace uno mismo pero el trabajo que hacen los demás, que es algo fresco que no salió de ti, es diferente, me gusta mucho. A veces voy a un museo a ver arte. Para Soul miré mucho el arte del renacimiento de Harlem (arte afroamericano de mitad del siglo XX de los Estados Unidos). La inspiración de una forma u otra se cuela en el arte que yo hago. Trato de interpretar cosas para guiarme por esos artistas, pero también para darles un homenaje. La música también me inspira, sobre todo cuando estoy haciendo color script (guión de luz de la película) tiendo a escuchar música que me transmita la emoción que estoy tratando de plasmar en la escena.

¿Para dedicarse al dibujo y/o animación, se puede aprender o es necesario contar con un talento?

No, de hecho, aunque es verdad que las universidades te entrenan en lo que es el arte de la animación, yo diría que el cine es un arte “callejero” que se aprende sobre la marcha. No tienes necesariamente que tener unos estudios, estos solamente te ayudan, por ejemplo, a crearte una filosofía de trabajo. No obstante, a mí siempre me ha gustado dibujar, lo necesito como el respirar, y esto me ha ayudado a llegar donde estoy. Todo lo que haces va a ser criticado, es como poner tu alma para que te la critiquen constantemente, entonces sí tienes que formar una piel dura y tienes que tener ese amor por lo que haces para poder continuar.

¿Qué tiene en cuenta al crear a los personajes?

En cuanto a personajes, que es la parte fundamental de una película, yo lo que he aprendido durante mi trabajo en Pixar es que tienes que sacar bastante de tu propia historia para poder plasmar algo que sea auténtico, que tenga veracidad y autenticidad. Los personajes que yo he creado tienen parte de mi familia, parte mía, parte de amigos… Para Soul, por ejemplo, Dorothea, su personalidad es fuerte e imponente pero de una persona dulce al final con un gran intelecto y lo basé en mucho en mi abuela. Ella tenía una personalidad fuerte pero era el centro de la familia, era el puente que nos unía a todos. Por cierto, la madre de mi esposa también es muy parecida a ella, entonces la basé en ellas dos como personalidad, para poder luego dibujar a esa persona. Obviamente Dorotea es de raza afroamericana y mi familia es de raza hispana, no encaja, pero el alma de la persona y la personalidad es lo que realmente intenté yo tomar como inspiración para hacer a Dorotea.

¿Qué le ha marcado o influenciado para dedicarse a este tipo de trabajo?

¿Qué me ha influenciado? ¿La locura? (se ríe) Lo digo en broma y no al mismo tiempo, o sea, hay momentos que tú dices: ¿yo por qué sigo en esto? Porque es muy duro, cada pieza que tú haces va a ser criticada, le van a encontrar toda clase de agujeros. Al fin y al cabo, no es una crítica hacia ti, es una crítica hacia el trabajo en sí para que encaje en la película. Todos estamos constantemente criticándonos los unos a los otros… Supongo que es por la misma razón que os gusta el periodismo, es algo que necesitáis para poder pasar… Es como el oxígeno para mí, siempre me encantó dibujar, quizás por eso. Yo sé que, si dejara de hacerlo, me faltaría un órgano de mi cuerpo.

Dibujar es como el oxígeno para mí. Si dejara de hacerlo me faltaría un órgano de mi cuerpo.

¿De qué proyecto se siente más orgulloso?

Quizás en el que me he sentido más artista fue en Up, haciendo el script de color, porque durante la producción mi padre enfermó y murió de cáncer y yo en ese momento había dejado de diseñar personajes y estaba en la realización del color script y justo tenía la escena del principio de la película. No sé si la habéis visto todos, así que spoiler alert, es la escena donde, sin palabras, se ve la vida de Carl y Ellie, y ella al final muere y él queda completamente desbaratado. El productor estaba muy preocupado por si esto me iba a causar dificultades habiendo recientemente perdido a mi padre, pero yo le dije: “No, déjame hacerla”, porque me iban a quitar la escena, así que le dije: “No, déjame hacerla, porque de hecho no vas a encontrar a nadie en Pixar que te pueda plasmar lo que se siente realmente al perder a un ser querido como yo ahora, así que déjame hacerlo”. Entonces me sirvió como catarsis también para sobrellevar la pérdida de mi padre y plasmar imágenes que recuerdo de él de cuando enfermó y los momentos que tuvimos juntos… Recuerdo que hice la paleta, hice las pinturas, y se las enseñé al director; fue la primera crítica del trabajo que él dijo: “Ok, hagámoslo, pasa al siguiente departamento”. O sea, él aprobó sin dar crítica en absoluto, le gustó, supongo. Lo que veis en la película es un poco de eso. También el que era el director del departamento de Story perdió a su padre durante esa producción. De alguna forma, no sé por qué las producciones en las que trabajas acaban siendo parte de tu vida, hay cosas que estás viviendo día a día. Porque las historias que tratamos son inquietudes universales que tenemos los seres humanos de lo que es nuestra vida. Por eso de Pixar me gusta el cine que ellos hacen, porque es muy personal y universal en cuanto a los temas que se tratan y clásico en el sentido que en diez años ves esa película y te da un mensaje que resuena contigo.

Tras la muerte de mi padre, cuando tuve que hacer la escena donde se ve la vida de Carl y Ellie, le dije al productor: “no vas a encontrar a nadie en Pixar que te pueda plasmar lo que se siente realmente al perder a un ser querido como yo ahora, así que déjame hacerlo”

¿Podría hablarnos del proceso de creación de una película?

Para resumirlo, todo empieza con la idea que tenga el que va a ser el creador de la película, y Pixar es así, generalmente el que tiene la idea es el que la dirige. Ha habido un par de secciones en Pixar, por ejemplo Wall-E, que en su momento se llamaba Trash Planet, donde quien tuvo la idea no fue el que acabó dirigiéndola. Pero empieza con la idea, como esa, es un robot en el planeta Tierra, se ha convertido todo en basura y es el último ente que queda; estaba haciendo su labor y los humanos se fueron de la Tierra. Empieza con ideas así muy sueltas, luego el director se une a un escritor para darle forma al guión y juntos lo trabajan. A veces miembros del departamento de arte participamos en visualizar partes de ese guión para que empiece a tomar forma visual, y luego cuando está en cierto momento del proceso de creación empiezan a hacerse Story Boards, empieza a ponerse sonido… Y entonces el conjunto de directores se reúne y deciden si seguimos trabajando en ella o si está lista para dejar que pase a la siguiente fase, que sería producción, que es cuando empiezan los equipos a unirse, empezando con arte. En arte estamos entre lo que es la parte de desarrollo y la parte de producción, somos el puente entre las ideas y lo que ya es realidad: los modelos, la animación… Creamos todo el arte de los visuales que se van a construir en modelaje, se le ponen texturas, se empieza a jugar con la cámara y las tomas, los animadores empiezan a animar a los personajes y luego viene la parte de iluminación, que está al final de todos los otros procesos porque recoge ya los personajes que están animados, la escenografía está en su lugar, las cámaras están en su lugar… Solo falta ya darle color e iluminación a todo. Luego se revisa y se edita, aunque la edición ocurre durante todo el proceso, incluso desde desarrollo; no es como un editor de cine real, que entra más al final y empieza a hacer el montaje.

Esto es muy super resumido de lo que es el proceso de creación. En una compañía como Pixar este proceso puede tardar de tres a cuatro años, hay películas que nos hemos tirado siete años en ellas, o sea es largo y tedioso; por eso te decía que tienes que amarlo o acabas en la locura

¿Qué es lo que has hecho en la última película en la que has trabajado?

Para Soul hice los personajes principales, los humanos, también hice un poco las almas y participé en los inicios de Story haciendo gags de lo que podían ser el mundo de las almas; pero lo que realmente me interesó a mí fue más la parte humana de la película porque sabía que íbamos a tratar personajes que Pixar nunca había hecho, todo el casting principal es de raza afroamericana, y me gusta el reto de tratar algo ajeno a mí y por eso estuve a favor de ese proyecto. También fue que me llamaron para colaborar, así que no fue realmente que yo dijera que quería trabajar en eso. Normalmente el director te dice: “Oye, ¿me podrías ayudar con esto?”, es algo un poco más orgánico.

Redactada per: Blanca Armengol, Alba Tarragó, Àssua Bellera i Gal·la Quintero.

Redactors juniors

close

El més recent