Pau Ortiz: “Todo un mundo nuevo se abrió ante mis ojos… y como todos los mundos imaginables, algo lejos de ser perfecto pero aún así agradable.”

Maria Eduarda Camargo, Núria Quilez i Emma Fernández

Hemos propuesto una entrevista a un exalumno de Bachillerato Internacional, Pau Ortiz, que actualmente se encuentra estudiando biomedicina, para poder evaluar sus experiencias y así poder saber un poco más sobre este Bachillerato tan diferente.

El BI es un tipo de Bachillerato que se sale un poco del concepto al cual estamos acostumbrados. Propone asignaturas nuevas, una nueva forma de pensar y de evaluar, nos invita a organizarnos y a aprender de la vida y que cometer fallos no es un aspecto negativo mientras puedas aprender y sacar algún provecho de ello. 

  • ¿Qué fue lo que te motivó a elegir cursar este bachillerato? ¿Tenías pensado cursar algún otro bachillerato? 

Mi mayor motivación para cursar este bachillerato fue el hecho de poder ir más allá, de poder adquirir nuevos conocimientos tales como los que se plantean en el programa del IB. Además, también fue importante mi entorno en el que se me alentó a hacer el IB hasta tal punto que no llegué a plantearme otra opción para cursar bachillerato que no fuese esta.

  • ¿Cuáles eran tus expectativas sobre el IB? ¿Se cumplieron?

Sinceramente, tampoco sabía muy bien que esperarme, sobre el papel es siempre difícil hacerse una idea clara de tus expectativas. Dicho esto, me esperaba poder adquirir una visión más global del mundo, es decir, algo no tan focalizado en un ámbito como las ciencias o las humanidades, y esto desde luego sí que se cumplió.

  • ¿Cuál fue la rama por la que te decantaste y por qué? 

Me decanté por la rama de ciencias. Tampoco tengo una explicación muy racional de porqué decidí decantarme por esta rama ya que también me gusta mucho la rama de humanidades, especialmente la de literatura. Al fin y al cabo es difícil elegir a qué quieres dedicar tu vida académica durante los próximos años.

  • ¿Qué asignaturas cursabas?

Yo cursaba biología, matemáticas, química, inglés, SAS, literatura universal además de las necesarias para el bachillerato LOMCE (historia, catalán…)

  • ¿Qué asignatura te sorprendió y te gustó más? ¿Cuál fue la que menos te entusiasmaba? 

La que más disfruté fue de lejos literatura, ya que pude obtener, aunque sin una gran profundidad, conocimientos acerca de los distintos géneros a lo largo de la historia y no solo focalizados en mi país, cosa que resultó bastante importante. La que menos me entusiasmó fue matemáticas.

  • ¿Cómo cambió tu vida el cursar el IB (estrés, vida social, viajar…)?

Mi vida cambió en gran medida, primero de todo, porqué como no vivo en Lleida tuve que empezar a descubrir esta ciudad y a aprender a usar el transporte público para desplazarme. Dicho esto, también es cierto que el IB en ciertos momentos puede resultar estresante y restar tiempo a otros ámbitos de tu vida y lo que encontré clave para lidiar con esto fue aprender a organizarme.

  • ¿Qué le dirías a alguien que quiere cursar el IB? ¿Se lo recomendarías?

Yo le diría que si le gusta aprender y no le molesta que esto le quite un poco de su tiempo que si, que ese es tu sitio.

  • ¿Hubo algún momento en el que pensaste dejarlo?

No, en ningún momento.

  • ¿Qué tan difíciles te resultaron las pruebas IB en comparación con las PAU?

Las pruebas del IB son ciertamente más difíciles que las PAU, dicho esto, cabe aclarar que son otro tipo de examen muy distinto a las PAU, tanto en la forma de evaluar como en el tipo de preguntas y lo que se espera de ti.

  • ¿Cuál fue el momento más bonito de todos los 2 años del IB?

Uno de los momentos de los que guardo un mejor recuerdo fue cuando ya estábamos haciendo las pruebas del IB, la complicidad que se generó entre nosotras, esas miradas de nuestras compañeras en la que ya lo entendíamos todo. A pesar de ser un momento duro para nosotras, fue muy bonito.

  • ¿Cuáles eran tus metas mientras cursabas el bachillerato internacional? ¿Se han cumplido o han cambiado?

Tampoco tenía una meta muy definida, en cierto modo me limitaba a seguir avanzando hasta la siguiente etapa, y eso si que se ha cumplido.

  • Si tuvieras el poder de hacerlo, ¿qué cambiarías de la metodología del IB?

La verdad es que hay tantos pequeños detalles, como el nivel de exigencia en la redacción de los proyectos CAS, cuando desde mi punto de vista siempre es más importante vivirlos que escribirlos. Además, hay aspectos en la evaluación, especialmente de las AI que me parecen un poco duros ya que se centran más en el resultado final que en el proceso.

  • ¿Crees que el IB te ha aportado algo como persona? Y a nivel de estudios, ¿te sientes más capacitado ahora, te organizas mejor el trabajo?

Efectivamente, las experiencias y proyectos de CAS me abrieron todo un mundo. Yo creo que sí, que ya estoy acostumbrado a organizar mi tiempo y a encontrar un equilibrio entre los distintos aspectos de mi vida.

  • ¿Cómo resumirías tu experiencia en general?

Como todo un mundo nuevo que se abrió ante mis ojos, nuevos conocimientos, nuevas amigas, compañeras… Y como todos los mundos imaginables, algo lejos de ser perfecto pero aún así agradable.

Redactors Juniors

, ,
close